CLICK HERE FOR THOUSANDS OF FREE BLOGGER TEMPLATES »

lunes, 24 de marzo de 2008

Átame, a la puerta de tu destino,
al umbral de tu grandeza, a las notas de tu música.
Llévame en la guantera de tus deseos,
en tu maleta de acuarelas, dilúyeme en tus lágrimas,
para pintarte un fondo de colores.
Para convertir tus desdichas en nuestras buenaventuras.
Tócame, siente la textura de un cuerpo,
de unas manos que palpan tu rostro,
deseosas de tener tu recuerdo grabado en las huellas kinestesicas de la memoria.

4 Y tú,¿Que dices?:

nickjoel dijo...

Dios, mi querida libelula que belleza de poema.... yo tambien quiero sentirme asi, aunque a momentos, en este deseo furtivo y esquivo de estar con alguien que amalgame mis deseos mas escondidos......
besos querida y gracias por tanta belleza, por tanto sentimiento

Dragonfly dijo...

Átame a la puerta de tu destino... eso si que me sonó lindo y me gustó mucho.

Besos ;)

Ricardo J. Román dijo...

Tremeeeendo. Me encantó varias partes. Incluso, diría que andas últimamente hasta muy erótica, ah jajajaja.

Eso es bueno. Tus escritos últimamente perfilan entre los juegos de mano, el destino, las caricias, los rostros, los caminos... mmmm...

Un besote, hermanita.

Libélula dijo...

Gracias cariños mios, por ser consecuentes y estar siempre, Nick, gracias por estar siempre , por tu buena vibra...
Dragonfly, estamos en el mismo contexto, creo que por eso te identificas, un beso.
Ricardo; que cómico, siempre me he sentido cualquier cosa menos erótica, pero bueno, debemos explorar todas las posibilidades, incluso las que creemos no tener, un beso!